Epítetos específicos









Inmarcesible.
Adamantino.
Inextricable.

Palabras anticuadas
que en su triste decadencia
saben definir mi Rencor.
(así, con mayúscula)

Inmarcesible.
Adamantino.
Inextricable.

Vocablos vetustos
de un léxico anacrónico
que ad hoc acotan mi Amor.
(como si no tuviéramos dos bocas)



 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada