Historia triste (Awesome Mix #0)












Historia triste,
historia histórica,
historia final.
—Eskorbuto—


Bien, ¡esta es la historia!
Historia requemada,
historia prolongada,
historia de rebajas,
historia limosneada;
historia desmemoriada, desamorada;
historia vacua, vaciante,
decadente y desecante,
historia deshabitada;
historia llena de ayeres, de mañanas,
sin argumentos, ni contenidos,
historia de promesas, de intenciones,
historia en diferido;
historia a la huida,
historia sin sustantivos;
historia proceso mental,
historia en presente condicional,
en pasado subjuntivo;
historia no convencional,
historia sin espacio vital,
huérfana de tiempo real
how soon is now?—,
historia de convenios vencidos;
historia silbido inaudible,
historia arena inasible,
historia idiot wind,
historia incognoscible;
historia dependiente,
mendicante, demandante,
de ira, de rabia, furiente,
historia penitente;
historia alifática y onírica,
historia eufemística
(de “confianza y afecto”),
desangrante y hemofílica,
anfibológica, anémica,
historia panegírica;
historia ternura glacial,
historia hielos eternos,
historia retardada, subnormal,
mojigata, casta y virginal,
historia en la sed mortal,
historia invento posmoderno;
historia crepuscular,
incapaz, orbicular,
historia holocausto nuclear,
historia sin tacto, ni boca, ni ojos,
historia de escombros, de rastrojos;
historia erial,
del mismo material
con el que se fabrican los miedos,
historia siempre es tarde,
historia mil veces cobarde;
historia baldosa inexpugnable,
historia de ida y vuelta,
¡historia Auschwitz!,
—la historia interminable—;
historia scottfitgeraldiana,
historia Zelda, prisión,
historia te mando una canción,
historia buen fin de semana
historia inmaniobrable;
historia ficción
de inconcebible concepción,
historia Copa de Europa,
historia procrastinación,
historia subditismo, sumisión,
entelequia, siesta e ilusión,
muro, dique y paredón,
historia inalterable;
historia enferma
producto de tu imaginación,
historia irrespirable,
historia premio de consolación…
mierda de premio despreciable;

en resumen,
historia sin refracción, ni eco, ni fulgor,
historia opaca, impenetrable,
como quien juega al frontón contra un agujero negro,
como quien escudriña su reflejo sobre un lago seco;


historia de nada, esto es,
historia sin historia,
y así, cada vez, siempre
la misma puta historia.









 


video

 








2 comentarios:

  1. Precioso, cuanto más se repetía...mayor era la losa, lo triste, lo bueno de las letras... la vida misma
    Besos

    ResponderEliminar