Epigramas (I)












Anuncio por palabras:
«COMPRO OLVIDO»




Siempre puedes pensar
que la sociedad es un invento social.




Los faros de los automóviles
solo alumbran su propio camino.

Desconfía al ver los faros de otro automóvil
alumbrando también tu camino.
La colisión es inminente,
el choque frontal inevitable.




¿Y de qué me sirve a mí
este cerebro mío acorazonado?




No es cierto que más valga tarde que nunca.

A veces tarde es simplemente tarde,
análogo a nunca.




Tanto, tanto miedo
a las cosas de la vida
que sin llegar a matarse
renunció a vivir.




El personaje tomó conciencia
de que su ser estaba formado
solo por palabras
desde la primera frase.

Fue ya en la segunda frase cuando,
entre ser una marioneta más de mi imaginación
o una no existencia más digna,
eligió la nada...




Fue en una de esas crisis existenciales.

De esas en las que parece que no hay nadie
a quien importen tus problemas
y te sientes más solo que la una
y no tienes más que ganas de encerrarte en ti mismo
y llorar y llorar y volver a llorar.

Pues bien, fue justo en una de esas crisis existenciales
que el ente posteriormente llamado Dios
creó el Mundo,

que se le venía encima…




Adivinanza:
Cuando vive para siempre, muere de inanición.
Cuando muere prematuramente, vive para siempre.
¿Qué es?

(Respuesta: exactamente eso,
lo que estás pensando)




Todos los niños que alguna vez arrojamos piedras al mar
constituimos sin saberlo pequeños Jerjes en potencia.

Todos los niños que un día lanzamos piedras contra el cielo.
ajusticiamos dioses inexistentes cual diminutos Lunacharskis.











.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada