Epigramas II





.











Axioma: quien nada espera,
no espera.



¿Que gane el quiero la guerra del puedo?
Qué ambicioso, Sabina.

Yo me conformaría
si tan solo ganara el quiero
la guerra del quiero.





Leer sirve para decir menos tonterías.

Lamentablemente,
también para creer escuchar más.






Si el amor se pareciera al deseo,
cuántos poetas equivocados.

Si el deseo se pareciera al amor,
dolería en otra parte.

Si el sexo se pareciera al deseo,
quizá duraría más tiempo.

Si el deseo se pareciera al sexo,
qué mundo de grandes folladores.

Si el sexo se pareciera al amor
los prostíbulos llorarían.

Si el amor se pareciera al sexo
se conformaría con la carne.

Pero no.






Reconócelo: hay días que matarías a alguien
al azar, por aburrimiento, a cualquiera.
Al primero que pase por la calle.
A ti, por ejemplo, que lees esto.





La izquierda está tan dividida,
que está empezando a formar amalgama.




.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada