Everyone´s waiting (Sobre el final de “A dos metros bajo tierra” —Expurgo spoiler)







No hay más que una vida. No hay Dios, ni reglas, ni juicios más que los que tú aceptes o crees para ti misma, y cuando se acaba, se acaba, duermes por toda la eternidad.
Sé feliz mientras estés aquí.


– ¿Por qué tiene que morir la gente?
– Para que la vida sea importante. Nadie sabe cuánto le queda.
Por eso hay que hacer que cada día sea importante.


—A dos metros bajo tierra (Six Feet Under)—










El coche avanza…


Ruth, pálida y hojaldrada sobre una cama de hospital.
George llora, en oposición al fantasma sátiro de Nathaniel,
que sonríe como ese comediante que conoce el gran chiste;
Rodeada de sus seres queridos, Ruth gira la cabeza,
 y ve a Nate, su hijo mayor, que la mira con amor:
se reunirán.


El coche avanza…


Keith cae abatido a tiros, un final abrupto y violento;
años después, con la mirada tranquila de la plenitud,
David le observará de nuevo, jugando con sus hijos,
¡él!, su príncipe nubio, joven y radiante, perfecto,
como todos recordamos a nuestro gran amor:
se reunirán.


El coche avanza…


Rico es perdonado, lo sabíamos, pero constatar
que aquel perdón de Vanessa fue imperecedero,
sacramental, nos resulta conmovedor.
Y Brenda, con su hermano Billy, el loco triste,
Nataniel &Isabel hasta su último estertor,
¿quién es nadie para juzgar el amor de los dioses?


El coche avanza…


Y Claire, por último, reencontrándose con su contrario,
su opuesto—republicano cristiano ultraconservador—,
su némesis que no supo olvidarla.
Las fotografías jalonan una vida llena de amor, pero…
«No puedes tomar una foto de esto. Ya ha pasado.»
Se reunirán.


El coche avanza…


Nostalgia,
recuerdos innúmero,
fotografías en una pared,
todo es amor.
La gente que conocemos,
que hemos sido,
eso es la vida
(y la muerte también).


«Basta con que digas adiós.
Basta con que digas te quiero.»


El coche avanza,
no se detendrá.
Nadie sabe cómo.


Concursos sin recompensa,
huesos sin futuro:

Nos reuniremos.






.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada